MESA BAUTIZO NIÑO

Tanto si estáis pensando en celebrar el bautizo en casa o en un restaurante o finca para eventos, tendréis que tomar varias decisiones relacionadas con la decoración de las mesas. 

En este post queremos ayudaros para que podáis disfrutar con los preparativos y que consigáis ¡un resultado espectacular y rebosante de ternura!. 

A continuación os damos algunas claves para que vuestra mesa de bautizo quede preciosa: 

  

La forma de la mesa: Elegid la que mejor se adapte a la celebración:

 

La forma de la mesa jugará un factor decisivo en la decoración del banquete del bautizo.   La mesa circular es la más utilizada ya que es muy cómoda y al ser más íntima favorece la conversación entre los comensales. Podéis agrupar de antemano a los invitados según edades, familias, aficiones etc. Unos marcasitios o meseros os serán muy útiles para este fín.  

En una mesa de diámetro 120 cm podréis sentar a entre 4 y 6 comensales.  En una de tamaño 130 cm entre 6 y 8. Pero si queréis sentar a 10 ó 12 personas las mesas de 150 cm os irán de maravilla.                                                                                                                                                   

 

Si el bautizo es al aire libre y el jardín lo permite, también podéis optar por una mesa imperial, o extralarga, compuesta por la  combinación de varias mesas rectangulares.  Es una solución más informal y en la que los invitados se podrán sentar donde ellos elijan. ¡Será todo un lujo poder reunir en una única mesa a todos vuestros amigos y familiares!.

 

Procurad poner el mismo número de sillas a cada lado. Así no sólo evitaremos que ningún invitado se quede apartado sino que además estéticamente quedará mucho mejor y equilibrado .

 

¡A tener en cuenta! las mesas de pata o estructura central serán mucho más cómodas para nuestros convidados y evitaremos que se den golpes en las piernas. Además, debéis saber que en una mesa rectangular o imperial no se recomienda una anchura mayor de 160 cm.

  

Vestir la mesa con mucho cariño:

 

Vestiremos la mesa con un cubremesa que llegue hasta el suelo . Para calcular la medida adecuada del tejido, mediremos la superficie del tablero de y le sumaremos el doble de la altura de las patas. (por lo general entre 70 y 75 cm) Por ejemplo, si nuestra mesa tiene un diámetro de 120 cm, el faldón deberá medir 120`+(2x75)= 170 cm de diámetro.

Por encima colocaremos un mantel que bajará como mínimo unos 20 cm. 

Y si nuestra mesa es rectangular, podemos rematarla colocando un camino de mesa en la parte central y a todo lo largo del tablero. Le dará un toque muy especial al conjunto y será el marco perfecto para resaltar los centros de mesa del bautizo.

 

Otra manera muy novedosa de colocar los caminos de mesa es cruzándolos de lado a lado a lo ancho de nuestra mesa. Servirá para marcar la posición de los platos.

 

Por último, unos bajoplatos bien elegidos añadirán una nota especialmente decorativa al ambiente. La mesa cambiará completamente dependiendo del material o color que elijáis. Por ejemplo, unos de ratán o enea serán perfectos para un bautizo rústico o campestre. Mientras que unos de cartón o melamina os darán un toque de color y realzarán los platos.

 

Nuestro tip: Los tonos gris, celeste, blanco, amarillo y verde menta son los favoritos de esta temporada. ¿Con cuál te quedas?

 

 

 

Centros de mesa originales para Bautizo ¡La guinda del pastel!

 

Los centros de mesa llenarán vuestra mesa de dulzura y serán una buen reflejo de vuestra personalidad. Podéis comprarlos o hacerlos vosotros mismos. A nosotros nos encantan los centros de mesa para bautizos hechos con globos. Inflados con helio conseguiréis que floten por encima de la altura de la vista de los comensales. Pensad que si fueran más bajos molestarían a nuestros invitados, por lo que deben tener una altura mínima de 70 cm. 

Pero las opciones de centros de mesa son infinitas, pueden ser unos topiarios de chuches, unas cestas o cajas de madera con guirnaldas de hiedra u hojas de olivo, unos atriles con carteles personalizados o con la foto del niño, varios tarros de cristal sobre un disco de madera etc..Lo importante es que no desentonen con el resto de la decoración y el estilo de vuestro evento.

 

 

La silla adecuada: comodidad y estética.

 

Es importante ofrecer un asiento cómodo a nuestros invitados, por lo que, si podéis, elegir unas sillas confortables con respaldo y cojín mullido. Si no tenéis suficientes sillas iguales para todos los invitados ¡No os preocupéis! Podéis solucionarlo fácilmente y darle uniformidad al conjunto con unas fundas. Son muy fáciles de poner y conseguiréis un efecto sorprendente en un abrir y cerrar de ojos!!

 

 

Un menaje lleno de ternura:

 

Unas servilletas de papel y un menaje desechable puede ser la mejor manera de incorporar en vuestra mesa una gran dosis de dulzura. Para ello os recomendamos los motivos relacionados con el bebé (cochecitos, chupetes, estrellas, ositos, biberones, imperdibles….) y/o símbolos religiosos como cruces, cálices, palomas, angelitos, campanas etc

 

Además, unos platos de cartón combinados con vuestra vajilla puede ser una opción súper práctica por ejemplo para un primer plato y/o postre.

 

La clave: Un detalle que nunca falla y que encantará a vuestros amigos es presentar los cubiertos atados sobre el plato o la servilleta con un lacito y el nombre de cada comensal escrito en una tarjeta.  Y si aprovechaís la ocasión para colocarles un regalito, ¡mejor que mejor!

 

 

 

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña