MESA CHUCHES COMUNION

Las Mesas de Chuches para la Comunión son una de las mejores sorpresas que le podemos dar a los niños en este día. Un rincón muy apetecible para todos y muy tentador para los más golosos.  ¿Quién no ha soñado de pequeño con una mesa llena de dulces y gominolas y poder servirnos sin que nadie nos dijera nada?

  

Así que ¡pongámonos manos a la obra! Lo primero que necesitamos es elegir el mueble para nuestro Candy Bar y darle un lavado de cara. Optaremos por una mesa grande, un armario o alacena, un carrito de madera o de cartón.... Todo depende del espacio del que dispongamos.

Pero sea como sea y para darle mayor visibilidad a nuestro montaje, tenemos que decorar con mucho mimo la pared sobre la que se apoya nuestra estructura. Para ello podemos colocar banderines, globos y rosetones de papel temáticos etc O incluso un cartel con el nombre del niñ@ y la fecha del evento.  El toque diferenciador lo lograremos colgando del techo adornos como guirnaldas y pompones de nido de abeja o de papel de seda.

La decoración de las Mesas Dulces de la Comunión debe combinar con el resto de los adornos de la fiesta. Respeta los colores o motivos que hayas elegido y de esta manera tu buffet quedará integrado. Obviamente atenderemos también al estilo por el que hayamos apostado para este día. Nuestro Candy Bar tendrá detalles náuticos si se trata de una Comunión marinera, o menaje de florecitas en una comunión romántica. 

Coloca diferentes recipientes de cristal, cestas, tarros y botellines y sácales el máximo partido rellenándolos con caramelos, piruletas, chocolates, tartas, galletas y cualquier otra delicia que se te ocurra. Busca bases y expositores de diferentes alturas no sólo te resultarán más útiles para llamar la atención sobre tus cupcakes y pasteles sino que harán que el conjunto quede más armonioso. Deja a mano unas palas o pinzas para coger las gominolas y conos o bolsitas de papel para que los invitados las rellenen, y si quieren....hasta se los lleven a casa.

Pero ¡toma nota! porque este año el complemento imprescindible es la tarta de chuches. Elige la forma que le quieras dar a tu tarta y cubre distintos pisos de  plataformas con nubes y las golosinas que más os gusten. No te olvides de rematarla con picks, toppers o un pincho con pizarra y el nombre del niño. En internet encontrarás un montón de vídeos y tutoriales que te enseñarán cómo montarla. ¡Te sorprenderá lo fácil que es!

¿Y para beber? Sustituye los refrescos y bebidas procesadas por alternativas más saludables como zumos naturales, batidos, agua de sabores o leche. Llena con ellas garrafas con grifo. Además de ser preciosas quedarán genial en tu Candy Bar de Comunión. Pero lo mejor de todo es que a los niños les encantará poder servirse ellos mismos. Para los más pequeños, puedes disponer en una bandeja, unas botellitas de plástico transparente con bebidas y decorarlas con unas pajitas de papel. 

 

Elige los adornos o centros de mesa originales que mejor completen el conjunto. Puedes hacerlos tu misma colocando unas brochetas de chuches en cubos o haciendo un topiario con nuestras bases de corcho. Pero para un día como este, nada como decorar con una figura de comunión de un niño o niña que guarde parecido con el homenajeado. Puede bastar un simple detalle como este para cambiarlo todo y que tu mesa sea digna de una decoradora profesional.

 

Esperamos que esta Comunión deje muy buen sabor de boca a todos los asistentes y familiares. De lo que estamos seguros es de que agradecerán que hayas cuidado todos estos detalles.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña