COMUNION EN AMARILLO

El color amarillo transmite fuerza, energía y alegría. Es un color que desde siempre se ha asociado a las comuniones, pues junto con el blanco forma la bandera del Vaticano.

El color amarillo transmite fuerza, energía y alegría. Es un color que desde siempre se ha asociado a las comuniones, pues junto con el blanco forma la bandera del Vaticano. Por lo tanto, es una óptima elección para decorar una fiesta de comunion tanto de niño como de niña.  Además combinado con rosa, gris o verde obtendrás unos magníficos resultados.

Eso sí, has de intentar que todo esté coordinado en los mismos tonos: las invitaciones, los recordatorios, la mesa, la decoración de las paredes , los detalles de comunion y hasta la tarta! Sólo así conseguirás un conjunto único y un ambiente inolvidable!

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña